Qué se puede esperar del flamante Carlos III, a royal heir sprinkled by los escándalos

In an instant, with the announcement of the death of Queen Isabel II, Prince Carlos became king Carlos III, monarch of the United Kingdom and head of state of 14 Commonwealth nations, including Australia, Canada, New Zealand and notorious tax havens like Bermuda.. En su mensaje a la nación este viernes rindió un extenso y emocionado tributo a su madre y pareció apuntar a un reignado de continuidad. “Tal como hizo la reina con devoción, yo también me comprometto en el tiempo que me de Dios, a sostener los principios constitucionales”, said the new Carlos III.

Una imagen de Isabel II en una parada de bus+us en Londres. AFP

Esta continuidad no será fácil ni exenta de sobresaltos. The queen Isabel is the monarch who lasted longer on the throne in all the long English history and inspired respect even in the republican sectors, as you can read in the editorial and the articles of opinion published this Friday by the republican matutino The Guardian.

The figure of Carlos, en cambio, ha estado envuelta en la polemica desde el scandalo que causó en los 90 su matrimonial crisis con la princesa de Gales, Lady Di. The tragic death of Lady Di in 1997 contributed to the deterioration of her figure hasta límites que parecieron irreversible. Con el tiempo y una aceitada política de relaciones publicas que contó con el apoyo de la reina, los británicos pasaron aceptar tanto a Carlos como a Camilla, que hoy es reina consorte por explicite decision de la reina Isabel II.

Un príncipe parlanchín

Los escándalos matrimoniales no han sido la única fuente de críticas que received the actual king when he was the heir of the throne. Carlos III no se limitó a cumplir su rol ceremonial de príncipe sino que hizo pronunciamientos y apoyó campañas sobre temas polemicos en los que, sin ser partidista, adoptaba una posición muy clara. Since el medio ambiente y su lucha contra el calentamiento global hasta su apoyo a la causa palestina y su más questionable cercanía con las dictaduras monárquicas del Medio Orienteel actual rey no eludió ningún tema que le llamara la atención.

Here opening ceremony of the climate conference COP26 in Scotland el octubre pasado, Carlos III pointed out that se había acapado el tiempo para solusencia el tema climática. “Es hora de ponerse en pie de guerra”, he said. Si esta declaración lo hace parecer “progre”, en otros puntos está a la derech, como en el rol que jugó en la venta de armas por casi 17 mil miliones de dolares a las monarquías dictatoriales de Medio Oriente.

Según publicó “Declassified UK” in February of the past year, since the Arab Spring of 2011 Prince Carlos held 95 meetings with eight countries of the Middle East. This relationship includes a turbulent episode that came to the press. Segun el The Sunday Timesel entonces príncipe de Gales he received an effective donation of 2.5 million pounds from the ex-prime minister of Qatar, el jeque Hamad Bin Jassim. Según el principe, el dinero, que le fue entregado en una valija y en las distinguished bolsas de la chain Fortnum and Mason, fue pasado immediately al Fondo Caritativo del Príncipe, el PWCF. The jeque is the owner of Paris Saint German Lionel Messi, one of the richest people on the planet, nicknamed “el hombre que compró Londres”.

In January 2020, King Carlos III made an official visit to the West Bank, where he expressed his support for the Palestinians. En un discurso en Belén dijo que era devastado ver el “sufrimiento” que padecía la población. “Es mi más intimo deseo que tengan un futuro con libertad, justicia e igualdad que permita les crecer y prosperar”, dijo el entonces principe.

El rey reina pero no gobierna

One of the great virtues of queen Isabel II is that in her 70 years of reign, she never separated from the premise that “she reigned, but she did not govern”. Su papel era ceremonial, diplomatic o humanitarian, jamás politico y mucho menos partisanista. “Ella mantuvo escrupulosamente una posición de neutralidad política con tanta gracia que pareció algo fácil de logar. Pero como demuresa el largo aprendizaje que ha tenido Carlos como principe heredero, no es tan fácil. On neutral exige un autocontrol que Carlos nunca ha tenido“, he said The GuardianJonathan Freedland.

In 2008, Jonathan Dimbleby, biographer of the then prince, revealed that there was an attempt in his environment to redefine the role of the sovereign to expand the margins of political maneuver. “Esto permitiría a Carlos III hablar de topics de interes national o internacional en un cambio total con la tradición”. En un artículo recente en el The Sunday Times Dimbleby recognized that breaking with the current convention — that the opinions of the monarch are only expressed in private to the prime minister and the Privy Council, the key advisory council in the functioning of the royal family — would constitute a “seismic change in the role of the sovereign with el potencial de ser constitucionalmente explosivo”

El problema no se reduce a emitir opiniones públicamente. Uno de los attributes del rey dentro de la monarquía parlamentaria britania es que una ley no entra en vigencia hasta que no la firma el monarca. The flaming prime minister Liz Truss has expressed that she will legislate to stimulate “fracking” as a solution to the problems of energy supply facing the United Kingdom. El “fracking” está muy questantado por su impacto mediterraneo y la possibility de producir terremotos en las zonas donde se practique. Dada su environmental prédica, ¿firmará el rey Carlos III una ley en este sentido?

El autor de King and Country. “Cuando un rey más asertivo que la reina llegue el throne, será much más probable encontrarse con que no quiera firmar una ley que considera una afrenta a su conciencia”.

“No voy a ser tan estúpido”

En una interview concedida a la BBC en 2018 para celebrar sus 70 años, el entonces príncipe intentó calm esos temores entre los constitucionalistas. “No voy a seguir con las campañas que he llevado adelante. No soy tan estúpido. Me doy cuenta de que ser rey es otro tipo de funcio. Entiendo cuáles son los límites”, he said.

Pero hay otras fuerzas en juego. El Reino Unido que hereda de su madre es muy distinto al de 1952, cuando Isabel II was proclaimed queen. The declarations that prince Carlos made in 2014 about Putin, comparing him to Hitler, caused a diplomatic furor at the moment, but a You Gov survey showed that 51% of Britons agreed with his intervention: only 36% contra.

El Reino Unido hoy es más diverso culturale y racialmente, con un cambio radical de los patrones morales y las creencias. In the decade of the 50s, princess Margarita, sister of Isabel II, had to renounce the love of her life, captain Peter Townsend, because she was a divorced man. Algo similar le pasó al mismo Carlos a fines de los 70 con Camilla Parker-Bowles, una prohibition que acabaría casi dos decasas más tarde en tragedia. La immigración de la postguerra cambió el paisaje social británico con la masiva llegada de immigrantes de las ex colonias. Todos estos cambios han impactado en la vision del nuevo rey.

The king’s official title is longer than that of a Brazilian footballer: “Carlos III, by the grace of God, of the United Kingdom of Great Britain and Ireland of the North and its other kingdoms and territories, Jefe de la Mancomunidad de Naciones y Defensor de la fe”. Anglicano practicante, de misa semanal, Carlos III declared en el pasado que no se ve como defensor de su fe. “Yo personally me veo como un defensor de la profession de fe, no de ninguna fe en particular. Los pueblos han guerreado a muerte por estos temas lo que me parece un dispilfarro de energía ya que todos perseguimos el mismo objetivo”, he said in his previous incarnation of the prince.

La declaración hizo temblar a la Iglesia Anglicana, que temió perder su lugar de privilegio en el Reino Unido. A pesar del revuelo el príncipe siguió, según el The Times, investigating otras religions como Hinduismo, Budismo y, en especial Islam, por la que siente un víncul muy especial. Todo lo que plantea una pregunta respecto a su reignado: ¿será Carlos III un renovador o, a los 74 años, buscará la continuity?

El The Economist vaticinó este viernes una política pendular. “Desde la Restauration en el siglo 17, la costumbre es que cada nuevo monarca cambie la dirección adopted por su dedecesor, quezás para simbolizar que cada uno hará las cosas a su manera. Jorge VI died a la izquierda. Isabel II a la derecha. Ahora Carlos será a la izquierda. Change and continuity, continuity and change”, he says The Economist. O quizás mejor, parafraseando la celebre frase de Giuseppe Tomasi di Lampedusa en El Gatopardoel nuevo rey “cambiará algo para que no cambie nada”.

.

Leave a Reply

Your email address will not be published.