Revelan la demoledora opinion sobre Francisco de un influentiale cardinal que murió sorpresivamente esta semana

ROME.— La muerte, el martes pasado, del cardinal australiano George Pell81 years old, caused a new tsunami in the Vatican. The death of the prime minister of the superministerio de Economía created in 2014 by Pope Francis to order cleaning in the always dark finances of the Vatican, was not just a cold water drop because no one was waiting for it. Pell, también famouso por haberse convertido en el más alto prelado juzgado, condenado y luego absuelto por abusar a dos monaguillos en la decada del 90 en su patria, estaba bien. Se lo había visto incluso en el funeral solemne de Benedicto XVI, papa emerito, el jueves pasado. Pero tuvo un paro cardiaci el martes por la noche, después de una successful operation para la sustitución de una protesis de cadera, en el hospital Salvator Mundi de esta capital.

Some analysts immediately noticed that with the death of Pell, the conservative prelate who also integrated the council of cardinal consultants of all the continents of the Pope, desaparecía una punta de lanza de la oposición al papa argentino. Es decir, se trataba de un nuevo golpe al ala conservadora, después de la muerte del papa emeritosince siempre considered una point de referencia.

Dos textos de Pell antes de morir confirmaron justamente eso, que era el “jefe” de esa oposición al pontificado reformista de Francisco, y volvieron a crear una tempestad en el Vaticano. El primero es un article para el semanario británico conservador The Spectator que se publicó ayer, en el que habló pestes sobre el sínodo sobre synodalidad (caminar juntos) en curso en la Iglesia católica de todo el mundo, la gran apuesta de Francisco para esta fase de pontificado, que definió “una pesadilla toxica”.

Pero además, el vaticanista italiano Sandro Magister revealed what happened Pell el author de un “Memorando” en vista del próximo cónclave so far anonymous, firmado con el pseudónimo “Demos” (pueblo en griego) que había publicado en su blog, Settimo Cielo, el 15 de marzo pasado. Ese documento, traducido en varios idiomas, circuló entonces entre purpurados de todo el mundo.

George Pell
George PellArchive

This is “Memorandum”, the australian cardinal defined the pontificate of francisco “un desastre en muchos o más aspectos, una catástrofe”. Pell – who will have a solemn funeral this Saturday in the Basilica of San Pedro that will be celebrated by the dean of the cardinal college, Giovanni Battista Re and who will also participate in the final blessing – laments “the confusion” created by the Pope.

“El sínodo alemán habla de homosexualidad, de mujeres sacerdotes, de Comunión para los divorciados que se han vuelto a casar.” Pero el papado calla”, denunció. “La centralidad de Cristo en la enseñanza se debilita. Cristo es desplazado del centro. A veces Roma parece hasta confundida sobre la importancia de un monoteísmo riguroso, al alludir a un cierto concepto más amplio de divinidad; no precisely panteísmo, sino como una variante del panteísmo hindú”, agregó, al standar que “la Pachamama es idolatría, aunque quezás no se la entendía initially como tal”. Durante el Synod on Amazoniain October 2019, the ultraconservative sectors habien puesto el grito en el cielo cuando en unas ceremonias aparecieron unas estatuillas de la Pachamama, que después evenos fueron arrojadas al río Tíber.

Pell – que siempre fue recendado por el Papa en su lucha contra la justicia de su paísque lo levó a juicio en 2017 accusing him of abusing a minor, delito del que siempre se proclamó inocente—, en el “Memorando” también denuncia que “la herencia cristocéntrica de San Juan Pablo II en materia de fe y moral es objeto de ataques systematic”.

Y no es todo. “La falta de respeto a la ley en el Vaticano corre el risego de convertir en un escándalo international. Estos problemas se han hecho realidad en el juicio que se está celebrando en el Vaticano contra diez accusados ​​de financier negligencia, pero el problema es más antiguo y más amplio”, también denuncia, aludiendo al juicio por corrupción que se está celebrando por una inversión failida en Londres, que puso en el banquillo al cardinal italiano, Angelo Becciu, excolaborador de Francisco.

Cardinal Angelo Becciu
Cardinal Angelo BecciuANDREAS SOLARO – AFP

Y el cardenal australiano, que era apodado the ranger o the rugby por su físico imponente y modos bruscos, incluso sale en defensa de Becciu. “El cardinal Becciu no fue tratado con justicia porque fue destituido de su cargo y despojado de su dignity cardinalicia sin ninguna prueba. He did not receive a just judgment. “Todo el mundo has the right to a just judgment,” he wrote.

Although Pell admits that al principio the Pope “supported firmly the reforms” en las finanzas, also criticized the actual economic situation of the Vatican, which defines “grave”.

Subraya, en otro punto, que “The political influence of Pope Francis and the Vatican is insignificant”.

“Intellectually, the papal writings show a declination regarding the levels of San Juan Pablo II and Pope Benedict. Las decisions y las políticas son a menudo ‘politicamente correctas’, pero There have been serious failures in the defense of human rights in Venezuela, Hong Kong, mainland China and now in the Russian invasion.“, affirmed. Reclama que debiere regularizarse la situation de los traditionalistas tridentinos (cathólicos), who used to celebrate freely the mass in the old rite in Latin and stressed that “the Holy Father has little support among the seminarists and the young priests and there is general dissatisfaction in the curia vaticana”.

Tras un resumen general de la situation, Pell, que hubiera tenido el rol de “gran elector” en el próximo cónclave, es decir, no hubiera podido votar siendo mayor de 80, pero sí hubiera estado entre los mayores que influencen a los demás y hacen campaña –como demosera su “Memorando”—, advierte de la “nueva dimensión de imprevisibilidad” que se dará en la votación, porque “muchos cardinales son desconocidos entre sí”.

The Pope spoke with the Australian cardinal George Pell during a private audience in the Vatican
The Pope spoke with the Australian cardinal George Pell during a private audience in the VaticanAFP

E it indicates the qualities that the successor of Jorge Bergoglio should have. “The new pope must understand that the secret of Christian and Catholic vitality comes from the fidelity of Christ’s teachings and Catholic practices. No proviene de la adaptación al mundo ni del dinero”, he affirmed. “The first tasks of the new pope will be the restoration of normality, the restoration of doctrinal clarity in faith and morals, the restoration of due respect for law and the guarantee that the primary criterion for the appointment of bishops is la acceptance de la tradición apostólica”, added.

Como hace en su artículo postumo en The Spectator, en el que considera el documento preparatorio al actual sínodo “el más incoherente” jamás salido de Rome, Pell fustiga este tipo de reunions de bishops de todos el mundo, expresión de collegialidad. “If doctrinal authority is given to the national or continental synods, we will have a new danger for the unity of the world church, since, for example, the German church has doctrinal positions that are not shared by other churches and are not compatible with la tradición apostólica”, he warned.

“Si no hay una corrección romana de tales herejías, la Iglesia quedaría reducidad a una vague federation de Iglesias locales, con visiones diferentes, probabilita más cercana a un modelo anglicano o protestante que a uno orthodoxo”, alerta. “Una de las primeras priorities para el próximo papa debe ser eliminar y prevenir un desarrollo tan peligroso, exigiendo la unidad en lo essencial y no permitiendo doctrinales inacceptables diferencias. La morality de la actividad homosexual será uno de estos puntos críticos”, he stressed.

En el “Memorando”, Pell also indicates that Bergoglio’s successor must intervene in the order of the Jesuits due to “his catastrophic numerical decline”; he should “face the disastrous decline in the number of Catholics and the expansion of Protestants in South America” ​​and “work much on the financial reforms of the Vatican, but this should not be the most important criterion when electing the next Pope”.

Conocé The Trust Project

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *