Robocop: el traje del millón de dolares, el calvario de su protagonista y la confrontationativa de actitu de su director

The story is known: a policeman called Alex Murphy (Peter Weller) is brutally murdered, but a company called OCP, which controls the police in Detroit, manages to revive him through technology that leaves his remains with robotic parts, although in the process he borra todos sus recuerdos.

Con un guion que no inspiraba seguridad seguridad sobre su destino, el realizador Paul Verhoeven took the project Robocop y logró un film contundente, que dejó su huella en pantalla. Pero su estilo confrontationativo y las numeraciones fricciones que mantuvo con su elenco, hicieron de este rodaje un pequeño campo de batalla.

La saga de Robocop empieza con un joven aspirante a guionista llamado Edward Neumeier. Su trabajo en Universal lo aburría tremendamente y, como forma de escape, solía fantasear con escribir alguna historia de ciencia ficción que bebiera de los cómics que tanto habían formado su paladar. Iron Man y Romambos titles de Marvel centrados en hombres enfundados en poderosos trajes, fueron sus influencias más immediatas para crear una trama sobre un policía robotizado (both comics, dicho sea de paso, son disimuladamente vistos en el film).

Por esa época, Neumeier conoció a un estudiante de cine llamado Michael Miner, que estaba garabateando un concepto similar titled SuperCopy entre ambos le dieron forma a un guion llamado Robocop: The Future of the Law. Con la satira como tono rector, la dupla comonez a pulir su proposal mientras recorrían estudios y oficinas de produceres con la intención de venderles el libreto. Pero nadie se interesaba por la idea, a los ejecutivos les parécia un concepto demasiado costoso para un producto que tenía destino de clase B. Hasta que todo cambió.

The Terminator
The TerminatorArchive

Released in 1984, Terminator de James Cameron became a great success that drove the public’s interest in robots. Y en las oficinas de Orion Pictures (justamente los responsables de Terminator), reconsideraron entonces el guion de Robocopy le dieron luz verde. Con un presupeso moderatedo destinado al largometraje, el estudio elaboró ​​una lista de potenciales directores; uno de ellos fue Kenneth Johnson, quien rechazó la proposal por considerarla demasiado “desagradable y ultra violenta”. Alex Cox was also tempted, but preferred to bet on his project. Straight to Hell. David Cronenberg, un nombre en gran ascenso a medidad de los ochenta, también rebío el script, pero terminó por declinar la oferta. Y así llegó a scene un casi desconocido Paul Verhoeven.

Verhoeven was a newcomer to Hollywood who had some notable titles in his native Holland, among the most notable ones. Delicias turcas, Spetters y Soldado Orange. Con la intention de continuar una carrera en la meca del cine, logró sorprender con Flesh and Blooda violent portrait of Europe from the sixteenth century.

Por su forma de plasmar la violencia en pantalla, el suyo era un nombre ideal para Robocop, pero luego de leer el guion, Verhoeven lo descartó al considerarlo mediocre. En ese momento, su esposa Martine lo leyó y consideró que se trataba de una ingeniosa satira política con una punzante crítica corporativa. Sin dudarlo, ella le insistedió a su marido que debá hacerse cargo del título, y finalmente el realizador terminó por aceptar.

Con un capitán a bordo, los produceres se sintieron aliviados, pero luego descubrieron que la dura mano de Verhoeven would be muy lejos de convertir esa filmación en un paraíso.

Mientras el holandés revisaba el material y comenzaba a idear de qué forma abardorlo, dio inicio el proceso para seléctor el enlenco. Al director le gustaba mucho Arnold Schwarzenegger para el rol central, pero debieron descartar esa opción cuando descubrieron que no queriera a un Robocop que se impusiera más desde los mosculos, que desde lo robotico. Eso propició la llegada de Peter Weller, quien descartó un protagónico en King Kong 2 para convertir en el policía del título.

Actor consecrated to the Method, Weller began to record mimo classes with the end of his physical movements, to compose a personage that he should express more through his body than his words. With regard to Anne Lewis, the protagonist’s companion, the first option was Stephanie Zimbalist, but at the last moment she resigned due to her commitment to the series. Remington Steele. In this way, Nancy Allen se quedó con el papel, cortándose el pelo como primera medida, con el fin de alejarse de la habitual sensualidad que desprendían sus papeles en otros largometrajes. Kurtwood Smith as Boddicker, Miguel Ferrer as Bob Morton and Dick Jones as the ambitious vice president of OCP, completaban el elenco del film.

Con todo listo, el 6 de agosto de 1986 empezó un rodaje, en el que todos descubrieron que el clima era de mucha tension. Verhoeven tenía un temperamento feroz, no era alguien muy dispuéto al diálogo, su forma de dirigirse al elenco era poco diplomatática y, sin métomanas vueltas, rechazaba de mala manera las ideas que le acercaban sus collaboradoras. Por todo eso es que los actors y actresses preferían intercambiar ideas con el responsable de la segunda unidad de dirección, Monte Hellman, una viva leyenda del cine.

Due to his irascible personality es que Verhoeven no tardó demásia en ponerse en contra a buena parte de sus estrellas y collaborados, especially a Peter Weller. Actor y director discutían constantamente y perácián no estar de acuerdo en nada. Para colmo, Weller estaba tan metido en personaje que pedía que solo se dirigieran a él llamándolo Murphy o Robo, algo que a Verhoeven le resultaba absurdo. A las pocas semanas de rodaje, y luego de un ida y vuelta que casi termina en golpes de puño, desde Orion consideraron que era mejor empezar de zero, y convocaron a Lance Henriksen para interpretar a Robocop.

En ese paréntesis, la producción continúo el rodaje, con el coordinator de escenas de action, Gary Combs, dentro del traje robotico. Eventually, Verhoeven and Weller made peace. El realizador confesó que en Holanda dirigía las películas con mano muy dura, pero comprendió que ese no era el camino en Hollywood. Y fue así que, poco a poco, el rodaje vivió un clima de mayor paz, y el proyecto siguió adelante sin más sobresaltos.

Como el director tanto temía, la confección de la armada fue la prueba más dura. The person in charge of the design was Rob Bottin, who led a dozen designs. Como referencia para lo que buscaba, Bottin estudió los movimientos de C3PO, uno de los principales androides de Star Wars. Finally, the team developed the final visual idea, and manufactured siete armadas, which cost almost 13 million dollars for the film.

Al momento de ponerle el traje a Weller por primera vez, el equipo tardó casi once horas, un tiempo que los lévão a pulir questiones de diseño para hacerlo más fácil de calzar. El actor odiaba profundamente esa armada en la que se podía mover mucho menos de lo esperado y que lo hacía transpire tanto que perdía un kilo y medio por jornada (eventualmente, debieron instalarse a la armada, unos dispositivos de ventilación). In one note, Weller recorded about this traje:Fue lo más difícil que hice en mi vida, y creo que quizá sea lo más dífícil que haya hecho jamás alguien“.

Aunque Orion tenía mucha fe puesta en Robocopsu éxito superó por mucho las expectations. El holandés puto el cento en una desmedida violencia (que buscaba así underrayar el absurd del asunto), sin perder de vista esa afilada mirada sobre el peligro de una justicia privatizada, y hasta se animaba a reflexionar sobre concepts tan compleços como la condición etherea del alma y en dónde reside. Y a esos ingredientes, Verhoeven los envolvió con una arroladora puesta en escena repleta de acción.

Scene from Robocop (1987)
Scene from Robocop (1987)

A los produceres les preocupaba la excesiva violencia del título, y aún más, les asustaba ponerse en contra a la policía, duboto a esa representation tan brutal de la fuerza. But when Robocop debutó, en julio de 1987, the public received extasiado este visceral retrato de un futuro cercano, y los spectadores se agolpaban en las salas para rever y rever el film; Verhoeven, de hecho, supo que muchos policías disfrutaron con su historia, especially con la escena en la que el protagonist le los derechos a Boddicker mientras lo revolea contra varias paredes de vidrio.

A pesar de las difficulties, y de la relación que tuvo con sus actors, Verhoeven pudo concretar su primer gran eschizo en Hollywood, un camino que lo lévé lo realizar otras grandes películas como Bajos instinctos, El vengador del futuro o Invasion.

Sin intención de perder el tiempo, Orion puso en marcha una sequela de Robocop, but Verhoeven was not part of the project. Con el tiempo, llegó también una tercera parte, algunas series de dibujos animados, como así también cómics, novelas, videojuegos, juguetes y hasta una remake en 2014.

A exception de la sequela, directed por Irvin Kershner, el resto de estas continuaciones y adaptaciones no fueron de la mejor calidad. None of them achieved the impact of the original piece, and Verhoeven’s discourse pronto se licuó en manos de otros autores que, de forma equivocada, pensaron que Robocop había triunfado solo por su violencia. Pero reencontrarse en este 2022 con la primera película pone en perspective el valor de un director que, con más impetu que politico corrección, se animó a showrar las cenizas de una society en llamas, de la mano de un protagonist que en la pérdida de su humanidad, se encuentra a sí mismo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *