Se conoce la inflation de octubre y rondaría un 6.5% por la suba de tarifas y alimentos

A woman assists a supermarket to buy food in Buenos Aires (Argentina, in a photograph from the archive.. EFE/Juan Ignacio Roncoroni
A woman assists a supermarket to buy food in Buenos Aires (Argentina, in a photograph from the archive.. EFE/Juan Ignacio Roncoroni

No habra un único culpable, ni tampoco dos. El indexe de inflation del mes pasado que se conocerá hoy y que, según el consenso de estimaciones privadas, marcará un incremento respecto del mes anterior, no estará impulsado por un rubro en particular sino que la majoios de ellos contribue. Todos “ponen” para la suba de la October inflation: desde los alimentos hasta los precios regulados como la naphtha y la electricity. También las prepay y las expenses. Sin destacatos, entonces, el dato que se anticipa se ubica entre 6.5% y 7% según los distintos relevamientos, lo que implica un tanto suba respecto del 6.2% de September como del 3.7% de October del año pastado . In interannual terms, the inflation will be below 85% for the past month.

But the singular characteristic of the last measurements is that, because of its high weighting in the index, the category alimentos y bebidas “empujó” el indexe hacia arriba o que, en su defecto, el impacto del ajuste de tarifas fue decisiveo en la acceleración de los precios. O que, como ocurrió en su momento durante la reapertura de actividades económicas, los nuevos precios aquellos sectors que debía recomponer ingresos como los asociados a la recreación, gastronomía y turismo tiven una incidencia decisiva.

La suba de precios es para muchos consultores que hacen sus propios relevamientos, generalizada y pareja. Uno de los monitoreos más consultados por el mercado, el que elabora la consultora LCG directed por el economista Guido Lorenzo, arroja que en octubre, los precios en el supermercado subieron 6.9% en average. Se trata de unos 8.000 products de la category alimentos que se venden en esas superficies de venta. “We expect 6.7%, en forma generalizada, ningún rubro creciendo muy por encima del averageo”, sostuvo Lorenzo, quien calculó que el aumento de tarifas tuvo un impacto de casi medio punto, 0.4%, en el indicador.

“No es sólo tarifas, todo sube ya buen ritmo, también la medicina privada y el combustible”, assured the economist Camilo Tiscornia, who anticipated an indicator of 6.8% for the past month.

Otras mediciones indicate similar results: according to the monitoring of the prices produced by Camilo Tiscornia & Asociados, the general inflation was 6.8%, with food and drinks at 6.4% and for the price of this value, the category ” vivienda y maintenance del hogar”. Según el propio Tiscornia, vivienda fue el rubro de mayor incremento mensual por la combinación de adjustments en electricityidad, gas y agua con un nuevo incremento en los salarios de encargas de edificios pero, según explained, “no es sólo tarifas. Todo sube ya buen ritmo, también las prepagas y el combustible”.

Perhaps the most reliable forecast of the IPC that the national statistical office will publish today is the registry in the City of Buenos Aires, where the general inflation was 7%, with a high impact on the costs of education and health, but with an increase Idéntico al dato general para alimentos y bebidas. This data is complemented with a more limited survey, but it also serves as an advance: the neighborhood price index (IPB) produced by the Social, Economic and Political Research Institute (ISEPCI) showed that in the urban area of ​​Buenos Aires, the price of los alimentos de la canasta básica avanzó en average 7.74% in October. In general terms, this register, tomado el los comercios de cercanía de los barrios populares, suele ser más alto el mide el INDEC y también que el que reflect las otras privaciones que inclued en la sample los comercios de las grandes superficies de venta donde los programas de control o acuerdoes como el flamante Precios Justos se encuentra disponibles.

The measurement of the prices of the City of Buenos Aires is a good forecast of the national IPC.
The measurement of the prices of the City of Buenos Aires is a good forecast of the national IPC.

“Una familia de dos personas adultas y dos hijos/as pequeños/as que en septiembre necesitaba $55.172.38 para acquirir sus alimentos indispensables, un mes más tarde requería $59.443.67, o sea que necesitó agregar $4.271 más a su presupezueto para acquiri los mismos productos y evitar caer por debajo de la línea de indigencia”, detailed the monthly report of the ISCEPCI, in which it was highlighted that the price of the basic canasta of 900 businesses in different districts of the conurban was duplicated in the last year : “En October del año anterior la misma CBA valía $29,515.34, pero doce meses después subió más del doble: 101.40%, llegando a los $59,443.63”.

Follow reading:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *