Serrat: Una obra, dos orillas

To set a new date, let’s travel to 1965. That’s the year Joan Manuel Serrat entered Els Setze Jutges, with the dorsal number 13. His first concert, in Esplugues de Llobregat, compartiendo cartel with Remei Margarit and Joan Ramon Bonnet. El de su disco de debut, el EP Una guitarraaccompanied theme Ella we left, El mocador i La mort de l’avi.

Desde ese momento, fue creciendo y consolidándose la leyenda de quien, a partir de esta noche y hasta el viernes, culmina en el Sant Jordi su gira de despedida de los escenarios (although he has left the open door a seguir haciendo canciones y grabándolas). Una velada ciertamente histórica en la que le acompañarán en el escenario, entre otros músicos, Ricard Miralles y Josep Mas Kitflus, amigos de largo tiempo que han colaborado en edificar un cierto sonido Serrat characteristica de su trajetario.

A golpe de trabajo e inspiración ha devenido el cantautor que más ha calado en el alma popular”

Hablamos, en esta primera viñeta, de un joven de clase trabajadora del Poble Sec que a golpe de trabajo e inspiración ha devenido el cantautor que más ha calado en el alma popular tanto en el Estado español como en una Latinoamérica que lo adora. En este camino, y acompanando los cambios sociopoliticos que se han producido en bothes orillas en el más de medio siglo transcurrido desde los inicios de su career, Serrat ha empatado una oceanica production discográfica a la que se suman episodios de cariz político: su negativa a cantar La, la, la en Eurovisión 1968 si no era en catalán (no le dejaron), o su exilio en 1975-76 a raiz de unas declaraciones effectadas en México contra los fusilamientos del francismo.

Resumir la producción phonográfica de Joan Manuel Serrat es un ejercicio destinado al fracaso, atendiendo a la candidad de registros que ha firmado ya la extraordinaria calidad que bendice su cancionero. Detengámonos de entrada en su primer album (Ara que tinc vint anys1967), con temas anteriore gravado en single como el que da nombre al trabajo o Me’n vaig a peuy una flamante La tieta.

Así como en el elepé que publicó al año siguiente, Traditional songsexcelente visita al patrimonio musical popular (La dama d’Aragó, El rossinyol…) with arrangements by Antoni Ros-Marbà. Le seguirá Com ho fa el ventcon algunas piezas esenciales que también habian visto la luz en discos pequeños tipo Paraules d’amor o Cançó de matinada, y material nuevo. Por lo que respecta su producción en castellano, en 1969 Serrat arrebatará con las maravillosas adaptaciones dedicato a Antonio Machado, poeta (Cantares, La saeta…).

En 1970 factura dos discos de aúpa, I don’t know y Serrat/4en castellano y catalán respectively, pero la gran campanada de su vida artística llegará al año siguiente con Mediterranean. unbeatable disco, con el tema homónimo por bandera, y sin tacha por lo que se referé al resto del contenido, repleto de dianas como Aquellas pequeñas cosas, La mujer que yo quiero, Tío Alberto, Lucía y, para ser sincereros, todo el resto.

Este trabajo marks the beginning of a period that we can qualify as plethoric without fear of exaggeration, in which he will invoice masterpieces like Miguel Herández (1977), where he adapts brilliantly to the poet in themes like Elegía o Para la libertadregistrando también las espléndidas Pineapples from the onion con música de Alberto Cortez. En el 73 graba en catalán Per al meu amiccon la superior Payecologist theme avant la lettre que, por cierto, ha occupado un lugar destacado en esta gira de despedida.

Entre más discos aparecidos posteriormente, cabe detenerse en el homenaje a Joan Salvat-Papasseit de 1977 (Res no és mesquí)para saltar luego a 1980 y Tal com rajaotra de las grandes entregas del cancionero catalán del Noi del Poble Sec, con la muy generationacional Temps era temps abriendo fuego, a la que cabe sumar aciertos como Cançó de l’amor petit y És quan dormo que hi veig claruna espacially bien resuelta adaptación del gran JV Foix.

Antes de cumplir los cuarenta años, el cantautor aún nos obsequiará con otro álbum de los que brillan un montón, En transito, publicado en 1981, con la genialoide No hago otra cosa que pensar en tila conmovedora y un punto atorrante Las malas compañíaso Esos locos bajitos.

Entrado en la plena madurez, y consolidado ya como una figura sin igual a both lados del Atlántico, Joan Manuel Serrat no pisa el freno creativo, siempre accompanied de una gran actividad concertística. Seguirá destacando con obras como Cada loco con su tema (1983) El sur también existe (1985), the project is the last one that works with the word of the Uruguayan poet Mario Benedetti.

Mención también para No one is perfect (1994) antes de entretenernos en la bella operación que lleva por título Banda sonora d’un temps d’un país (1962-1975), volumen doble aparecido en 1996 donde versiona a sus compañeros de la Cançó: gente de Els Setze Jutges y de más allá, amén de referentes personales como Georges Brassens o Jacques Brel.

A partir del cambio de siglo, Joan Manuel Serrat (que en el 96 ya había hecho equipo con Ana Belén, Miguel Ríos y Víctor Manuel en El gusto es nuestro), will collaborate intensively with Joaquín Sabina, legándonos discos como Dos pájaros de un tiro (2007) o La orquesta del Titanic (2012), entre otras aventuras. Junto a esto, y además de otros inventos como el Serrat sinfónico que cocinó con Joan Albert Amargós 2003, también ha encandilado con creaciones como Versos en la boca (2002).

A finales de 2004, el cantautor hizo public, con gran entereza y alejado de todo dramatismo, que sufría un cáncer, que afortunadamente superó, regresando a la palestra en 2005 con una gira de corte intimista junto a Ricard Miralles bajo el epigrafe Size 100×100. Luego publicaría el excelente Modisco de 2006, en el que regresaba a la lengua catalana dieciete años después de su último álbum original en este idioma hasta el momento (Sensitive material, 1989).

A new collaboration in 2016 with the trio formed by Ana Belén, Miguel Ríos and Víctor Manuel (El gusto es nuestro: 20 años), cierra la discografía oficial de nuestro protagonista, propietario de una gran candidad de muy buenas canciones que, de algún modo, no solo le pertenecen a él.


Read also

Maricel Chavarría

Joan Manuel Serrat in Madrid

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *