Simón Bolívar, al borde del delirio: así retrató García Márquez al libertador

Gabriel García Márquez y
Gabriel García Márquez and “El general en su laberinto”.

33 years ago, just for his saint’s day, Gabriel García Márquez published “El general en su laberinto”, la novela en la que se encargó de revivir la figura del libertador Simón Bolívar, un relato que surgió de una de tantas conversaciones con su grand amigo, el también escritor y poeta, Álvaro Mutis. Se suponía que sería el Bogotano quien escribiría la novela sobre Bolívar, pero un día, conversando los dos, Mutis resolvió que no encontraba la forma de abordar el personaje, pese a que el argumento ya estaba fijado. García Márquez, then, assumed the role.

Aquella fue su octava novela publicada y en ella se encargó de narrar el ultimo tramo del viaje que hizo Bolívar al río Magdalena, con apenas aire en sus pulmones, moribundo, de camino a la quinta de San Pedro Alejandrino, en Santa Marta, donde moriría , finally, in December 1830.

Si bien el ejercicio investigativo de García Márquez para darle forma a la novela fue rigorouso y exhaustiveivo, el personaje retratado, aunque basado en el real, tiene mucho de ficción y eso es lo que le da, en parte, su aire tan “garciamarquiano”. De no tener el toque del escritor nacido en Aracataca, este Bolívar habría sido otro más en la amplia tradición de la literatura latinoamericana.

El Bolivar retratado es un personaje al borde del delirio, el libertador acorralado, por decirlo de algún modo. En varios pasages, García Márquez lo aborda con tal precisión que, con su afinado ojo de escritor, se toma el atrevimiento de modificar ciertos pasajes históricos para darle un cararacter firme de personaje de novela.

The Colombian writer Gabriel García Márquez, during an interview he gave to the Efe Agency in the city of Barcelona in 1970. (EFE/yv/Archivo)
The Colombian writer Gabriel García Márquez, during an interview he gave to the Efe Agency in the city of Barcelona in 1970. (EFE/yv/Archivo)

For example, it is known that on November 8, 1830, Bolívar sent his mayor José Palacios from Barranquilla to fetch a little alcohol to accompany his table, “we have no bread, no wine, no wine, nothing more than that.” la tierra”, wrote the libertarian in one of his letters addressed to general Mariano Mantilla.

The letter is reproduced in a series of cards that lie today in the archive of the Colombian writer housed in the Harry Ramson Center of the University of Texas, along with other handwritten letters and manuscripts that met while working on the novel, a la luz de lo que le enviaba el historian Eugenio Gutiérrez Celys para que pudiera llevar a cabo la tarea. Su apoyo was indispensable. Se precisa, entonces, que Bolívar resuelve sendar al mayordomo para buscar lo que hace falta en la mesa y así tenerlo todo preparedo, pues, entiende, también, que en el sitio al que se dirige no hay nada de esto y es indispensable contar, al menos, con un tanto de Jerez seco y cerveza blanca.

En la novela del también autor de “El colonel no tiene quien le escriba”, the purpose of the card is different. La visita de José Palacios a Santa Marta, en busca del alcohol y otros víveres, es una excusa de Bolívar para dar con información de caracter confidential sobre algunos asuntos que comprenden los interes del estado mayor y tienen que ver directamente con la gestion de Montilla.

La prose fantastica de García Márquez resolves que la historiography aquí no sea una guía sino más bien marco, donde cada personaje tiene la libertad de mutar y los escenarios la possibility de turnarse más carnavalescos, abrasadores, surreales, si se quiere; donde tan solo hay un informato dato, el cataqueño situata una leyenda, como bien lo ilustra en el pasaje de Anne Lenoit.

Señorita Lenoit was a young French woman who declared her love to Simón Bolívar and, disobedient to her parents, traveled to Colombia to confess to her lover. Llegó a Cartagena de Barranquilla, donde se enfermó; luego, una vez estuvo recuperada, viajó a Santa Marta, following los pasos del Libertador, pero el tiempo no la premió como esperaba, pues llegó unos días después de su funeral. He returned to Europe and died in 1868.

García Márquez toma la anécdota y, con apenas un par de palabras, le da ese toque de magia. Escribe: “En el cementerio de Tenerife hubo una tumba con la lapida de la señorita Anne Lenoit, que fue un lugar de peregrinación para enamorados hasta fines del siglo”.

Portada del libro
Portada del libro “El general en su laberinto”, de Gabriel García Márquez, en su edición de DeBolsillo.

El pulso magistral del escritor hace que hasta los details más pequeños terminen convertidos en las más intenses aventuras, todo a la luz de la voluntad de su personaje, un Simón Bolívar transmutado en el destino doliente de América Latina. Aclamado por el pueblo, blanco de conjuras políticas y militares, hero romantico y libertino; idealista íntegro y abandonado, cultivador de tractores y partidarios. El único real y verdadero hombre de las liberdades que el ganador del Premio Nobel de Literatura retrató en los ultimos instantes de su vida y los primeros de su muerte.

SEGUIR LEYENDO:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *