Skay Beilinson: sus días como hippie en La Plata y el apodo que le puso Marta Minujín

“Hablen con Poli”, fue la frase que Skye Beilinson les dijo a uno de los produceres del ciclo “Rock de Primera”, en la puerta lateral del antiguo Cine-teatro Fénix, del porteño barrio de Flores. This producer does not know the representative Los Redonditos de Ricota que a medidad de los 80 empezaban a ser cada vez más populares, y mientras veía pasar a los members del staff una mujer se le acercó y le dijo: “Hola, soy Poli”.

“The representative”, resulted in “the representative”. Aunque para Skay, que cumple 71 años, era algo más: era (y es) su pareja. Y aunque ya hayan pasado 35 años de esta anécdota, para Skay su víncul con “la Negra Poli”, como todos la conocen, se remonta much más atrás, a fines de la decade del 60, cuando el joven hippie born in La Plata Under the name of Eduardo Beilinson, he traveled to Europe to discover a new world.

Also read: Fernando Iglesias le dijo a Charly Alberti que Soda Stereo no era original: “Me quedo con los Redondos”

El regreso fue como Volver al Futuro: Beilinson pisó Ezeiza hecho un adelantado. Llegó impregnado de arte y de un nuevo estilo de vida que lo lévão a vivir en comunidadnomade por varios lugares de la Argentina, en una época en la que, además de profundizar el hippismo, conoció Poli, que tambiénó marked his life.

Cumple 71 años Skay Beilinson: el apodo que le puso Marta Minujín por algo que solo ella vio

Nacido el 15 de enero de 1952 en La Plata, Eduardo Federico Beilinson es su nombre completo y no hay que buscar initiales ni significados especiales entender su apodo, porque nada tiene que ver con algún tipo de lógica. Todo lo contrario, según él mismo explained, ya siendo un consecrado guitarist del rock argentino, el origen estuvo en un viaje de la artista plastica Marta Minujín,

Y no precisely en un viaje por París o Nueva York, lugares donde Minujín lived and presented dozens of times his works: ella vio en el músico, hermano minor de su amigo Daniel Beilinson, ojos celestes y de ahi surgió “Sky”, cielo en English. “Pero no son celestes”, refutó el músico en 2013 y ensayó su teoría: “Todo fue producto del porro o de las hallucinations de Martaen un encuentro en el que jugábamos a rebautizarnos”.

Skay Beilinson, la Negra Poli y el Indio Solari, en los tiempos de harmony con Los Redondos.  Photo: TN archive.

Skay Beilinson, la Negra Poli y el Indio Solari, en los tiempos de harmony con Los Redondos. Photo: TN archive.

En un vuelo o en tierra firme, el apodo de Marta Minujín quedó para siempre. After that, the phonetic led a que comenzara escribirse como “Skay” y así quedó, indelible, para la prensa gráfica, para las impressiones en las remeras que lo idolatras y para los créditos musicales.

Cumple 71 años Skay Beilinson: la vida con y sin Los Redonditos de Ricota

In 1976, when he formed a band in La Plata, Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota era un grupo que tocaba rock que podía alternarse con blues y reggae. Un variopinto mezclado con artistas theatricales que subían al escenario y hacían sus números junto con ellos, como música de fondo, o alternándose. Lo que hoy se lamaría un “concept show”.

En aquellos tiempos tenía mucho de delirio y, arrastrado de los tiempos hippies, mucho de comunidad. Pero en los 80, el boca a boca y la piratería de aquellos años (alguien que grababa con un cassette de audio un recital o que conseguía un directo desde la console del sonidista) hicieron que Los Redondos -como pasaron a ser a secas- fuesen cada vez más populares.

Also read: El Indio Solari, emociónado con Lionel Messi: “El ‘pecho frío’ se comió el championship”

La edition de sus primeros dos discos, “Gulp!” y luegoOctober”, hizo el resto: la calidad musical era alta. Además, this departure coincided with a tragic news for the national rock: the death of Luca Prodan and the dissolution of Sumo. Los Redonditos de Ricota se quedaron con buena parte de aquel public acéfalo y con cierta impronta under y no comercial que Sumo también representaba.

Skay Beilinson and Indio Solari during the concert of Los Redonditos de Ricota in the river court, in the year 2000. (Photo: JUAN PABLO MALDOVAN)

Skay Beilinson and Indio Solari during the concert of Los Redonditos de Ricota in the river court, in the year 2000. (Photo: JUAN PABLO MALDOVAN)

Los 90 llevaron a Skay of his partner, el Indio Solari, a la category de leyendas, con una masividad que parácia no tener límites. Ya no eran los clubes de barrio sino escenarios como Obras Sanitarias o el microestadio de Lanús. Y luego llegaron los grandes estadios (Huracán, Racing, River). Eso sí: nunca hubo rock ricotero en “el rico Luna Park”.

Hasta que llegó el último estadio (Córdoba, hoy llamado Mario Alberto Kempes) en 2001 y un saludo final que, como solia ocurrir, anunciaba que pararían por un tiempo. Pero fue la última vez que Los Redondos tocaron en vivo y al año seguiando Sky salió del stand by y reconvirtió su carrera.

“Presagio”, one of the themes that Skay Beilinson and Los Fakires presented in Buenos Aires.

Claramente sin el arrastre popular del Indio, y con muchas chispas -algunas públicas- con su antiguo socio, Skay optó por hacer música para menos gente, again in small places, participating in festivals like one more. Desplegando su particular voz que hasta el siglo XXI no era conocida como “voz líder” Y tocando sus clásicos riff de guitarra y su rock. El que siempre le gustó, el que fue el sello de Los Redondos y sigue siéndolo de su carrera soloista a los 71 años.

.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *