su incredible sexual confession en Boca y qué dijo sobre sus problemas judiciales

En una interview con TyC Sports, el exfutbolista recorded his years in el Xeneize y habló por primera vez del juicio por estafas que le inició un ex compañero.

El Beto Marcico no solo es ídolo de Boca. El Beto Márcico es Boca. And so he demonstrated in an interview for the section “Libero versus”, del traditional cycle of TyC Sports, en donde el exfutbolista was encouraged to talk about everything and recorrió his history inside the club of La Ribera, from the beginning to the actuality. Es que además de haber sido hincha de toda la vida, jugó y fue campeón en el club, pero además nació en Barracas, es vecino de la zona, y vivió toda su infancia en las instalaciones del Xeneize.

Y durante la charla, el Beto se animó a revelar una historia de amor que vivió dentro del predio donde se encuentra la Bombonera. Allí no solo dio su primer beso, sino que también tuvo su primera vez a nivel sexual, tal como confesó en una de las preguntas que le realizado el journalista Matías Pelliccioni.

“Yo soy bostero de toda la vida, bostero mal. Fui partner a los 12 años y las vacaciones mías eran pasar diciembre, enero y febrero en la pileta de Boca, donde tuve mi primera novia”began relating to El Beto, 62 years old.

Y tras ser consultado si ahí tuvo su primer beso, agregó entre risas: “¿Si ahí tuve mi primer beso? No solo el primer beso, todo… Ahí, en el quincho de Boca. El otro día estuvimos ahí que nos hicieron un asado por los 30 años (del Apertura 92), todo ahí, y la pasé barbaro”.

El futbolista con pasado en Ferro, Toulouse, Boca Juniors y Gimnasia y Esgrima de La Plata además de ser recordado con cariño en cada uno de los clubes donde jugó, es symbolo de una época del fútbol argentino donde era comun que los futbolistas salieran y disfrutaran de la noche de Buenos Aires sin temor a reproches o escraches en las redes sociales.

Fue así que se metió en una vieja interna que tenía aquel Boca de los años noventa, dividido entre “Halcones” y “Palomas, una profunda grieta entre los futbolistas del plantel. “Yo era ‘Halcón’… Las ‘Palomas’ les Decíamos así porque eran pollerudos, salíamos y les tenien que pedir permiso a las señoras”, contó el Beto, que compartía barra con Blas Armando Giunta y Sergio Manteca Martínez, entre otros.

Con Giunta protagonizó otra incredible anecdote. Caminaban por la Avenida Santa Fe cuando escucharon que había un carterista, lo corrieron y lo alcanzaron. “Giunta llegó después”, declared El Beto, cargando a su amigo. Pero lo más insólito fue que recuperaron la billetera pero le permitieron al ladrón que se llevara el dinero que había dentro. “El tipo que le habían robado se enojó pero le habíamos recuperado los documentos”, explained El Beto.

Pero si de “barras” se habla, el Beto also recorded what he did after winning the Apertura 92: he went out with the barra brava de Boca. “Nos fuimos de caravana con ellos y no pudimos ir a la fiesta que estaba prevista en San Isidro, era imposible llegar. Aparte, nosotros queríamos estar con la gente. Arriba del camión había un par de calibres tirado ahí y dije ‘¿Que pasa, viejo? Mirá si se dispara uno de estos y me rompe la pata o nos pega un tiro a algunos de nosotros’“, Márcico contó sobre una situación insólita con la hinchada.

Márcico, que compartió plantel con Maradona, no tuvo dudas en elegirlo cuando le consultaron que eligiera entre Diego y Messi. Y volvoí a sorprender con una anécdota: el día que le lévé dos botellas de champagne a Diego y las terminaron tomando juntos en la concentración. “Eran dos Don Perignon rosado, es alta categoria eso eh…”, recorded Márcico, que en Francia se hizo fanático de esa bebida espumante.

Alberto Márcico frente a River.


Alberto Márcico frente a River.

La note tuvo momentos de complicidad, risas y emoción, como cuando el Beto habló de la muerte de sus perros, hace un año y medio, y casi se quiebra al contar su historia. “Mis dos mascotas eran mi vida, hasta el día de hoy los extraños a horrores”, he confessed.

Pero el reportaje además tuvo el rigor periodístico de poder preguntarle a Márcico por el juicio oral que debe afacer como consecuencia de una denuncia por estafas inmobiliarias. One of the people who declared against him was exarch Martín Herrera.

“We denounced, sí… One is the exarch Martín Herrera and the other is a financier, que son prestamistas. Ahora tengo la oportunidade de demosarlo before la Justicia. Que investiguen, muchachos…”, answered Márcico, de manera concisa pero sin esquivar la consulta.

.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *