The death of Isabel II: its close relationship with the Argentine policemen and the attitude outside the protocol that horrified the British press

Durante varias decasios fue un clásico en cada final de la Queen’s Cupone of the most prestigious tournaments of the world polo, which annually takes place in the Guards Polo Club, inside the castle of Windsor. La reina Isabell II, una apasionada por los caballos, llegaba al promediar el encuentro decisiveo, se ubicaba con su comitiva en el palco oficial y una vez terminado el partido, ingresaba en la cancha para la entrega de premios. Un momento muy especial para los protagonistas y los assistants. Porque, además, la reina no entregaba solamente el trophy en questiona: le encantaba quedarse hablando con los polistas sobre el juego en sí, pero sobre todo de los caballos.

“Siempre me pareció una persona muy a tierra, muy normal. Tuve la satisfaction de ganar diez veces la Copa de la Reina, así que la vi muchas veces, incluso en exhibiciones néficas también. Le encantaban los caballos. Fanática. Te preguntaba los pedigrees, donde jugaban, si las yeguas eran argentinas o inglesas o neozelandesas. Le divertía saber de sus líneas sanguinios. Era corta la charla, pero siempre muy interesada. Muy fanática del deporte. Una persona que al polo le ha hecho increíblemente bien. La Copa de la Reina fue siempre muy famosa por ellapor participator en la entrega de premios”, cuenta Adolfito Cambiaso, the best police officer in the worldun habitué de los podios en todo el planeta y que participa en las temporadas britanicas desde hace hace 31 años.

In 2005, with Dubai: Ryan Pemble, Alejandro Díaz Alberdi, la reina Isabel II, Alí ​​Albwardy and Adolfo Cambiaso (h.)
In 2005, with Dubai: Ryan Pemble, Alejandro Díaz Alberdi, la reina Isabel II, Alí ​​Albwardy and Adolfo Cambiaso (h.)

Jugador de La Dolfina y 17 veces champion del Abierto de Palermo, Cambiaso fue uno de los que más veces trató a la reina Isabell II, producto de sus conquistas con Ellerston, Geebung, Dubai, RH Polo y Next Generation, equipos que integró con otros polistas argentinos y extranjeros. Including, in June 2018, Adolfito, junto con su hjo Poroto, ganaron también la Royal Windsor Cup y el adolescente, con apenas 12 añosreceived the premio de manos de Isabel II.

La temporada británica de polo se desarrolla en las afueras de Londres de manera anual, entre fines de Mayo y medidad de July. Sus dos competencias más importantes son la Queen’s Cup and the British Open for the Copa de Oro, que se juega en Cowdray. También se desarrollan competencias en Cirencester. Y cuenta con la participação de numeros argentinos cracks que se desempelánan de manera profesional, con los llamados “patrones”, sponsors de los equipos. Empresarios y magnates que se dan el lujo de compartir equipo con los mejores polistas del mundo. Como si jugaran dobles con Roger Federer, Rafael Nadal o Novak Djokovic o una laguneada de golf con Tiger Woods, Rory McIlroy y Phil Mickelson.

We talked about tournaments in the ones that have between 10 and 15 sets of up to 22 handicap goals, es decir, un polo de menor valorización al que se desarrolla habitualmente in la Triple Corona argentina, donde las formations suelen ser de más de 30 goles, llegando including hasta la calificación perfecta: 40 de handicap. Pero aún pese a su menor handicap, son certámenes de una gran tradición y de enorme valor para los dueños de los equipos. Sobre todo en torneos como la Copa de la Reina, donde para un Patrón de conjunto era un motivo de honor estar en podium con la reina Isabel II y recibir el trofeo de sus manos, además de contar con la tradicional fotografía.

The photo that scandalized the British press: el saludo
The photo that scandalized the British press: the “fuera de protocolo” greeting from Facundo Pieres to Queen Isabel II

Otro de los que ha ganado varias veces la Queen’s Cup, cinco más precisely, es Facundo Pieres. Se coronó con Ellerston, La Indiana, Zacara y King Power Foxes. Pero la que mayor repercusión tuvo en la prensa local fue la de 2014, aunque no tanto por lo polístico. Lo que más se recuerda es un gesto particular que tuvo el crack de Ellerstina luego de la final ganada por Zachariah, conjunto que Pieres integraba con Lyndon Lea, Gonzalo Deltour y Matt Perry. Fue cuando, en plena entrega de premios, Pieres le pasó la mano por la espalda a la reina Isabel II, rompiendo todos los protocolos. Justo se dio en el momento en que le entregaban el premio al mejor caballo de la final, a su ejemplar Open Galáctica.

El caso provocó un gran revuelo en los medios sensationalistas británicos, algunos de ellos “horrorizados” por la actitud del jugador argentino. Un saludo más fraternal, del momento, de Pieres, que lejos estuvo de querer causar una situación unpleasant. Algunos qualified him as “un improcedente approach”. ¿De qué le habló Facundo en ese momento? De caballos, obviously. Con la Open Galáctica cerca.

Facu Pieres y la photo
Facu Pieres y la photo “fuera de protocolo” con Isabel II

Lo más curioso se dio en 2019. Porque el champion de la Queen’s Cup, con el equipo de Scone, was Nicolás Pieres, hermano minor de Facundo. Y durante la ceremonia, involuntaramente, al saludar a la reina Isabel II, Pieres hizo lo mismo que su hermano… “Fue un momento muy especial para todos porque fue la última vez que entregó la cupa. Un momento lindo, va a quedar ahí. Único. Sin querer le toqué la espalda durante la photo. Eso no se puede y el assistant de ella me sacó medio cagando. Pero fue un momento muy bueno”, he recalled Nicolás Pieres con LA NACION.

Nico Pieres, en 2019, champion with Scone: también rompió los protocolos.  It was the last delivery of the prizes of Isabel II
Nico Pieres, en 2019, champion with Scone: también rompió los protocolos. It was the last delivery of the prizes of Isabel II@nicopieres

Los mejores polistas argentinos e incluso muchos de mediano y bajo handicap han tenido contacto con la reina Isabel II en esos minutos mágicos de cada entrega de premios en Windsor. Un vínculo muy estrecho. Y fotos compartidas con la realeza que se guardan como un tesoro. The Queen’s Cup, since 1960, has had many Argentine champions, among them, Eduardo “Gordo” Moore, Héctor Barrantes, Daniel González, Cambiaso, Gonzalo, Facundo, Gonzalito, Nicolás Pieres and Polito Pieres; Sebastián y Pite Merlos; Bautista, Nachi, Pepe Heguy and Cruz Heguy; Pablo Mac Donough, Milo Fernández Araujo, Juan Martín Nero, y Bartolomé, Camilo y Bartolomé (h.) Castagnola.

La Indiana, con la reina Isabel II: Facundo Pieres, Nic Roldán, Michael Bickford and Alec White
La Indiana, con la reina Isabel II: Facundo Pieres, Nic Roldán, Michael Bickford and Alec White@imagesofpolo

La relación de la reina con los polistas argentinos tuvo un capítulo muy singular en Mayo de 2019. Se avecinaba una nueva temporada y desde el gobierno existía una restriction en la extensión de visas temporarias para deportistas o personal relacionado con los deportes. Ello impactaba de lleno para los jugadores de polo de nuestro país y sus equipos de trabajo, como petiseros, veterinarios y assistants. ¿Que hizo la reina? Movió influences para que el ministerio del interior autorizara 500 annual visas para deportistas argentinos y australianos. In this way, they could participate normally in the habitual tournaments.

Poroto Cambiaso, cuando en 2018 ganó la Royal Windsor Cup: también estuvo con la reina Isabel II
Poroto Cambiaso, cuando en 2018 ganó la Royal Windsor Cup: también estuvo con la reina Isabel IILa Dolfina

He met personally with Minister Rudd in Sandringham Palace, Norfolk. Le hizo llegar su inquietude y preoccupation por la eventual restricción a los polistas y cuerpo de trabajo en la antesala de las competencias y obtuvo el visto bueno. De alguna manera, la reina Isabel II “salvó” esa temporada ante una contingency que había alterado los ánimos de unos cuántos. ¿Si hubiera hecho esa movida por otro deporte? Quizás el turf and otra disciplina reláciata con los caballos. El resto, difícil saberlo.

Pasión por los caballos: el origen

now ¿de dónde proviene ese fanaticism por el polo y por los caballos que siempre tuvo la reina Isabel II? Sus primeros contactos con los equinos se dieron cuando tenía apenas 3 años. Familial inheritance, sin dudas, of which his fathers, Jorge VI and Isabel Bowes Lyon, llegaron a tener unos 500 caballos a lo largo de sus vidas. Y paulatinamente le fue tomando un cariño muy particular a los caballos, convirtiendo en una experta amazona. Pero fue más allá del hecho de montar: se interesó precisely en lo que apuntaba Cambiaso. Es decir, conocer sobre los orígenes, las líneas de sangre, la procedencia. No sólo del polo, sino del caballo en general. Más allá de las razas.

Por eso fueron muy habituales sus fotos con caballos, en paseos junto con el príncipe Felipe (other fanático de los caballos…y de las mollejas), con la princesa Ana, o asistiendo al Derby de Epsom ya Royal Ascot, célebres pruebas del turf. Incluso, en occassion de una visita de Ronald Reagan como presidente de Estados Unidos, compartieron en June de 1982 una cabalgata por Windsor Great Park. Y la propia Isabel II se mostró interesada en que se conocieran los nombres de los ejemplares que utilizaron esa vez: fue Centennial, en el caso de Reagan, y Birmano, el de ella.

The president of the United States, Ronald Reagan, montado en Centennial, and la reina Isabel II of Great Britain, en Burmano, montan a caballo en los terrenos del Castle de Windsor, en 1982
The president of the United States, Ronald Reagan, montado en Centennial, and la reina Isabel II of Great Britain, en Burmano, montan a caballo en los terrenos del Castle de Windsor, en 1982Bob Daugherty – AP

La locura de la reina Isabel II por los caballos tenía efectos collaterales, claro. Una de sus debilidades era criar los SPC, razon por la que pocas cosas le gustaban más que asistir a los clásicos del turf londinense. “Ella adores criar caballos de carrera. El negocio británico de los purasangres tiene mucha suerte de tener una mecenas como la Reina”, dijo a few years ago John Warren, su asesor de carreras. De hecho, el Hipódromo de Ascot está ligado a la Familia Real ya que es propiedad de la Corona británica. Se ubica a unos 10 kilometers del castle de Windsor.

El ritual de la presence de la reina Isabel II en las finales de polo se cutó hace unas temporadas, por la pandemia y también por su estado de salud. En el último torneo, ganado por Great Oak Les Lions, en el cual actuaron los Argentinos Juan Martín Nero (de La Dolfina) y Cruz Heguy, tampoco asistió “No sé si va a estar la reina. Ojalá si, porque estária buenísimo tener una foto con ella. Pero bueno, es entendible que no vaya; ya está grande Ojalá sí esté”, había dicho el hijo del Ruso Heguy como expresión de deseos. De alguna manera, su imagen seguirá dando vuelta en cada premiación en el Guards Polo Club. Siempre.

Leave a Reply

Your email address will not be published.