The ex-treasurer of Hugo Chávez was convicted of washing out of the EU and accepted bribes of more than USD 100 million.

Claudia Díaz
Claudia Díaz

Ayer, la ex enfermera del defunto presidente venezolano Hugo Chávez fue declarada culpable de lavado de dinero en relación con el pago de bribes de un magnate de los medias de comunicación para que aprobara lucrativas transacción de divisas cuando se desempeñaba como directora de la Oficina Nacional del Tesoro de Venezuela.

Un jurado del sur de Florida deliberó apenas unas cuantas horas antes de declarar culpables a Claudia Díaz of his spouse, Adrián Velásquez, de cinco de los seis cargos detailedos en el acta accusatoria que les imputa haber aceptado sobornos por al menos 4.2 million dollars.

Hoy, en un comunicado del Departamento de Justicia de EEUU, se dieron más detalles del esquema criminal de Díaz y su marido.

Según los documentos judiciales y las pruebas presentedas en el juicio, Díaz y Velásquez aceptarón más de 100 milliones de dolares en cobornos del coconspirador Raúl Gorrín Belisariode 54 años, un empresario multimillionario venezolano propietario de la red de noticias Globovisión.

Gorrín paid bribes to Díaz, including a través de his esposo Velásquez, para obtener acceso a comprar bonos del Tesoro Nacional de Venezuela a un tipo de cambio favorable, lo que resultó en cientos de milliones de dolares en ganancias.

The conspiracy involved large amounts of money hidden in cardboard boxes, fictitious companies abroad, Swiss bank accounts and international bank transfers sent by Gorrín to buy multiple private jets, yachts and to finance a line of high-end fashion started by Díaz and Velásquez en el sur de Florida.

Raúl Gorrín, signaled as testaferro de Nicolás Maduro and Cilia Flores
Raúl Gorrín, signaled as testaferro de Nicolás Maduro and Cilia Flores

“Claudia Patricia Díaz Guillén and Adrián José Velásquez Figueroa lavaron los sobornos que received Díaz as the National Treasurer of Venezuela,” said the Assistant Secretary of Justice Kenneth A. Polite, Jr. of the Criminal Division of the Department of Justice of the USA.

“Díaz abused his position as a public functionary to fill his pockets with more than a hundred million dollars, that he and his accomplices spent on private planes and yachts and washed them through the financial system of the United States. Ya sea en el país o en el extranjero, la División Criminal y sus socios están compromidos a combatir energicamente el soborno y responsabilizar a los funcionadores corruptos”.

“Unfortunately, people in positions of power and public trust a veces break that trust and usan su poder para obtener ganancias egoistas”, said the Federal Fiscal Juan Antonio González for the Southern District of Florida. “Nos mantendremos alerte en nuestra lucha contra la corrupción y enjuiciaremos a los culpables en toda su extensión”.

El juicio de la pareja era considerado una prueba crucial para la capacidad de la fiscalía federal de hacer que los llamados cleptócratas venezolanos rindan cuentas por esquilmar a la nación petrolera.

Según la accusación formal, la pareja received pagos de parte de companías controladas por Raúl Gorrín en cuentas en Miami que supestamente fueron usadas para financier la lujosa vida de la pareja.

The case of the government was sustained in good measure in the testimony of one of Díaz’s predecessors in the Treasury Office: Alejandro Andradewho declared from the stand that Díaz continued with the financial agreement that he had concretado en un principio with Gorrín.

Al igual que Díaz, Andrade, un ex agente de seguridad presidencial, sacó provecho de su relación personal con Chávez para ascender en el ejercito y en la política venezolana, amasando una enorme fortuna casi de la noche a la mañana.

Salió de prisión en 2021 luego de cumplir menos de la mitad de una sentencia de 10 años por su participation en un ardid para channelizar milliones de dolares de las arcas del Estado. Como parte de su acuerdo con la fiscalía, renunció a más de 260 milliones de dollars en effective y actives, including a mansión frente al mar en Palm Beach, luxury vehicles, exhibition horses and various Rolex and Hublot watches.

El juicio se produjo en momentos en que las relaciones almenamente hostile entre Estados Unidos y Venezuela comizan de congelarse después de un periodo de “máxima presión” durante el gobierno del presidente Donald Trump para destituir al mandatario Nicolás Maduro.

More recently, the government of the president Joe Biden relaxed oil sanctions against the South American nation belonging to OPEC, allowing the American company Chevron reanudar su producción en Venezuela luego de más de three años para apoyar las incipientes negociaciones entre el gobierno y la oposición.

Pero las investigações penales en marcha en contra de miembros del gobierno de Venezuela siguen bajo el microscopio en el sur de Florida, donde reside milliones de venezolanos, cubanos y nicaragüenses que huyeron de gobiernos quierdistas en sus países de origen.

(With AP information)

Follow reading:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *