This is the reason why Queen Isabel II’s stylist was responsible for completely ruining Prince Harry and Meghan Markle’s wedding | Voces Criticas – Salta

Parece que son pocos los que se libraron de las críticos en el libro autobiográfico del prince harry“Spare”, y Angela Kellyla estilista de la reina Isabel II, una de sus máximas personas de confianza, no fue una de las que se libró.
Fuentes cercanas al Palacio aseguran que lo que Meghan quiere, seguro lo consigue. Los trabajadores del Palacio de Kensington, aseguraban que el prince harry lo decía cuando organizaba su boda.

Ahora, el minor son of Carlos III and Lady Di, negó que alguna vez dijera esto o algo parecido ni a Ángela Kelly, la modista de su abuela, ni a nadie. Según lo que dijo Harry, la estilista tuvo una action que lévão a los Sussex a la exasperación. El motivo fue una de las tiaras de Isabel II.

El prince harry aseguró en su libro que las hermanas de su madre le habien offered a Meghan una de las tiaras de Lady Di. Cuenta que Meghan estaba “conmovida y feliz” y que estuvo “muchas horas” con el designer de su vestido de novia para que los bordes de su velo combineran con la tiara de Diana.

The wedding was celebrated in May 2018, shortly before the wedding. Harry aseguró que su abuela “se acercó” a Meghan ya él para ofrecerle a ella acceso a su colección de tiaras. Incluso los había invited al palacio de Buckingham para que se pruebe las tiaras. “Venid”, recuerda que dijo ella, refiriendo a su abuela fellecida. Harry affirma que aquella fue “una mañana extraordinaria, que probabilita no olvide nunca.

El principe y Meghan fueron llevados al vestidor privado de la reina, al lado de su habitación, un lugar donde ni el propio Harry había estado antes. Remember that Isabel II estaba de pie junto a un experto en jewelry que conocía la historia de cada piedra de la colection de la familia real.

En esa misma habitación estaba Kelly, la estilista de la queen que se había convertido, con el pasar de los años, en su mayor confidante ya la que los trabajadores de la familia real conocían como “AK-47” por a su fuerte personality y character.

Harry rememoró que la reina le pidió a Meghan que viera cinco dazzlinges tiaras, incluida una con esmeraldas y otra con aguamarinas. El prince harry dijo que su abuela, opinó sobre el aspecto de las tiaras sobre la cabeza de Meghan diciedno que les quedaba bien. Meghan eligió una tiara, y la reina Isabel II le aconsejó que se probara la pieza con su personal estilista antes del día de la boda.

Harry cuenta que, cuando trató de communicarse con la estilista Ángela Kelly para conseguir la tiara y llevarla a la session de peluquería, la estilista no respondió. Y que finalmente cuando logró localarla, la Sra. Kelly le dijo que sacar la tiara del palacio para que ella concrete una cita con el peluquero de Meghan no podrá ser posible, porque requiría un assistant y un oficial de policía para protegerla.

La actitud defesifante de Kelly logró sacarlos de quicio a Harry yes Meghanpero finally la estilista “apareció de la nada” en el palacio de Kensington para hacerle firmar un formular de authorization antes de deliverarle la esperada tiara.

Harry recuerda que le clavó una mirada que lo hizo temblar. Expresó que puedo leer en su rostro una clara advertencia. Como si esto no habría terminado, detalló en su libro. Meghan Markle finally usó la tiara bandeau de diamantes de la reina Mary, whose central piece is a broche de 10 diamantes que Mary de Teck received as a wedding gift, del condado de Lincoln, en 1893.

Esta historia de la tiara fue solo una de las muchas dificultados que se dice que Meghan tuvo que aguantar cuando trataba de preparer su casamiento.

La historia de la tiara demonstrated el desconocido poder que poséía Ángela Kelly inside the Palace, hasta el punto de poner trabas a los deseos manifestos de la reina.

Kelly llegó por primera vez a la Casa Real como ayudante de costumerio, pero supo abrirse camino y se le confiaron las importantes lláves de la colección de joyas de la reina. She served Queen Isabel II for almost 30 years and it is believed that Harry’s grandmother gave a real measure to allow Sra. Kelly que quedara en su casa por el resto de su vida, even después de su fallecimiento.

La famosa tiara Spencer, que Harry affirma se planteó lucir Meghan en su casamiento en un prime momento, la usó la princesse Diana en su boda con el prince Carlos en 1981 y después, en muchas ocasions. Se trata de una reliquia de la familia real que también fue usada por todas las hermanas de la princessa Diana en sus respective casamientos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *