Threats and a face in the middle of the tribune: the history behind the serious incidents in the classic between Boca Juniors and Independiente

Incidents between hinchas in Boca-Independiente in San Juan

Arrancó el fútbol de verano con el empate entre Boca Juniors is Independiente en San Juan y arrancó lamentamentamente la actividad de las barras. Como para desalentar a todos los que sueñan con el regreso del public visitante en forma oficial en el torneo local. Porque una vez más las barras fueron protagonistas y falló el operativo de seguridad. Fortunately hubo un solo herido leve porque, según pudo averiguar Infobaeentre los hinchas que estaban en la zona había un barra de La Doce que mostraba una faca en forma amenazante y que fue el hecho que terminó desmadrando un espectáculo que debía ser normal y tuvo una interrupción por los incidentes de varios minutos.

La llegada de ambas barras ya preanunciaba un clima extraño. Si bien La Doce arribó en pleno al lugar y sus leaders se quedaron afuera por el derecho de admission (que como ya contó Infobae no corre para la Supercopa Internacional y estaran a pleno en Abu Dhabi), en el ingreso a la cancha hubo algunos movimientos extraños para sacar de la zona donde siempre se ubican a algunos hinchas sanjuaninos que estaban en el lugar. Lamentablemente cada vez que Boca va al Interior esas imágenes suelen verse porque La Doce desaloja a los hinchas pacíficos para dominar el centro y bajar el telón que cubre buena parte de la popular.

Del otro lado el tema estaba más picante. Porque The official faction Los Dueños de Avellaneda llegó a pleno hasta el Bicentenario y para no tener problemas, the Policía decided to cut the route to the dissident group, now they called Los Pibes del Rojo de Verdad, que son los que antes estaban bajo el leadership de Pablo Bebote Álvarez y se hacián llamar Los Diablos Rojos. Si bien tenien entradas, no los dejaron pasar y entonces la disidente debió pegar la vuelta accompanied by two police mobiles para que no esperaran en la ruta a los rivals, pero antes dejó una bandera contra el líder de la oficial, Juan Ignacio Lenczniki, alias Juani, como para dejar claro que no entraron por questiones ajenas a su voluntad. Bandera que claro, apenas duró unos minutos hasta ser desalojada.

Once the two official bars of each club were on the court, apart from the usual menacing songs, everything was normal even when there was no police cordon between the Rojo tribune and the Boca plate. incidentes que se desarrollaron cuando transcurría el segundo tiempo. Porque como el partido no entregaba mucho, la faction de Villa Tranquila de la barra del Rojo que se ve que no tiene por habito comportarse como el nombre de ese barrio de Dock Sud, empezó a provocar a los plateístas del Xeneize. Insulto va, insulto viene, rapidamente todo pasó a instancias de tirarse lo que encontraran a mano. Botellas, palos y hasta un tacho de basura volaron por encima del alambrado.

Cuando la situación empezó a tomar calor, 40 integrantes de La Doce decided to intervene a su manera: esto es, con más violencia. Se llegaron hasta el sector de los incidentes y trataron de robarse tres banderas que estaban pegadas en ese lugar del alambrado. Una de Berazategui, otra clasica que reza Los Pibes de Wilde y una última que identifica al barrio de Villa Devoto. Y en ese momento también intervino entonces la barra de Independiente que fue, como se dice en la jerga, a defender los trapos, con su líder Juani a la cabeza. Cuando éste llegó alli para suestamente calmar las aguas, fue divisado por uno de los barras de Boca que según hinchas que estaban en la zona sacó un cuchillo de estilo tumbero, tipo faca, e intentó agredirlo por entre el alambrado lo que provocó el desmadre total of the situation, the paralysis of the party and the first intervention of various players like Iván Marcone, Rodrigo Rey, Joaquín Laso, Darío Benedetto and Pol Fernández, trying unsuccessfully to recapture the bars, and after only five minutes of aggression, the police appeared para formar el famouso pulmón, separar a los más violentos y permitir la reanudación del juego sin llevarse a ningún detenido.

En el medio del lío, a group from the peña de Mendoza de Independiente que está más identificada con la vieja guardia de Bebote Álvarez, denunció que la barra oficial aprovechó el momento para robarles dos bombos y que además los agredieron a ellos ya gente de una peña de Catamarca para dejarles en claro que o se alinean con Los Dueños de Avellaneda o pueden ir a la cancha pero sin ningún tipo de identificación que pueda relacionar a la tribuna con los anteriores leaders. Todo insólito pero real en este mundo extraño del fútbol argentino en el que las tribunas están dominadas por los barras. Y en el alambrado central se vieron no sólo las banderas de Los Dueños de Avellaneda sino también la de la faction Somos Nosotros, que responde a César Loquillo Rodríguezque se alió a la oficial después de haberse emfrentado en 2021 y parte de 2022 en guerra total.

Así las cosas se verá que ocurre el miércoles próximo cuando vuelva a jugar Independiente, esta vez contra Everton, y el fin de semana, cuando se cierre el triangular con Boca facing al equipo chileno. Después de lo del sábado se supone que habrá un operativo más aceitado para que nada suceda. Pero siendo fútbol argentino, cualquier cosa puede pasar.

Follow reading:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *