Un récord y 300 caballos, la incredible historia del Fiat con motor de avión que sorprendió al mundo hace 70 años

Economía y reliability son dos cualidades que valoran los clientes de Fiatla empresa italiana de automóviles fundada en pleno cambio de siglo, en 1899. El respeto de esos preceptos no le impide protagonizar un momento extravagante que aún hoy habita en el límite de lo creíble.

70 years ago, at the end of the Second World War, its tradition on wheels was crossed with its own department of aeronáutica. The project was only testimonial, but it resulted revolutionary: un auto con motor de avión y diseño futurista.

Fiat Turbine


Fiat Turbine

El prototype del Fiat Turbina concentró miradas de todo el mundo. Si bien nunca entró en producción, sacó a relucir su potencia de 300 caballos y un récord aerodinámico inigualado por decasas. Era la época de las turbinas, un mecanismo que había irruptido en la industria aeronáutica apenas antes.

Germany was the country that advanced in this technology with the Heinkel He 178 (the first jet engine in 1939) and with the Messerschmitt Me 262 (1941) that killed the Luftwaffe.

Once the war ended, the commercial sector adopted these developments in a context of tensions, but also of optimism: the terror seemed to have left behind, the combustible glowed infinito and both the United States and the Soviet Union began to dream of putting their feet up. en la Luna y más allá.

Fiat Turbine


Fiat Turbine

Aunque no fue el único que se embarcó en la aventura a fine de los años cuarenta, la firma italiana dejó su huella en el intento de combinar los adelantos del aire con su conocimiento de la tierra. Compitió palmo a palmo con otras firmas, como Rover. La diferencia la sacó con un vehículo que sentó una signal a sus competidores y que en sus alas izó la bandera italiana en plena época de reconstrucción.

Fiat Turbina, el auto que nació para leaderar la carrera por el progresso

The departments of Aeronáutica and Autos formed a team led by Dante Giacosa, one of the most important men in the Italian industry in the twentieth century. Lo acompañaron Vittorio Bellicardi -se ocupaba del motor- y Luigi Rappi -el hombre detrás del diseño-. Todos dejaron su estampa.

The project started in 1948 duró seis años until its presentation in society, in the Salon del Automóvil de Turin. From the beginning todos estaban avisados: era un prototipo, sin possibilitas ciertas de llegar a la producción en serie. Pero tenía sus razones para existir.

Fiat Turbine


Fiat Turbine

“Temía que en la carrera por el progresso que se había acelerado por la tecnología de guerra, pudiéramos ser superados por otros”, defined Giacosa su vision. “Recordé lo que había succedido con los aviones que usaban motor a piston, repentinamente sobrepasados ​​por los jets”.

El ingeniero sabía de lo que hablaba, ya que había trabajado en el área de aeronáutica de la empresa. Sus contemporáneos, además, were witness to this change: the first commercial flight of an airplane with a reaction engine united London and Johannesburg in 1952. de la misma empresa de Turín salió en 1951 el primer jet italiano.

The base model with which the selected team worked was the Fiat 8V, a flamboyant coupe deportiva de dos puertas. El siguiente paso implicó la construcción del motor de avión para impulsar al concept car. Se llamó “Type 8001”, un compresor centrífugo de doble carrera conectado directamente al eje trasero y sobre el que tuvo que montarse un mechanismo especial para que el eventual conductor no muriera en el intento.

El Fiat 8V en el que se basó el Turbina.


El Fiat 8V en el que se basó el Turbina.

Antes de la presentation en sociedad, el Turbina salíó a rodar en la pista de pruebas plantada en la azotea de la fábrica en Lingotto, un recorrido de 2.1 kilometers. Y luego se sometió al impiadoso ojo de las authorities de la company en el Aeropuerto de Turin. Tras la approvación oficial deslumbró en el Salón del Automóvil de la ciudad, como llegado de otro tiempo y con dos inauditos datos.

Turbina, aletas y un rozamiento récord: así era el vehículo con motor de avión

La obra de Rappi y del Centro Stile Fiat era un prototipo pintado de rojo y blanco, espigado y abundante en curvas. De su antecesor legó una trompa prominente. Algunos agregados le daban un carácter personal, casualmente parecido a los autos voladores que popularizarían Los Supersónicos from 1962.

En el frente portaba faros retráctiles y, en caso de salir a la pista, también dismontables. El habitáculo era de tipo burbuja, con dos lugares. En el sector trasero cargaba con las señas distintivas: una boca central en el baúl y dos aletas a los costados que daban estabilidad a velocidad máxima.

Sobre ellas, el nombre de la casa matric en dorado y tres líneas con los colors de la bandera italiana, el trazo para firmar su culusioni en el libro de los récordes: su indexe de rozamiento, de apenas 0.14, se mantuvo three decades como el más bajo.

And this aerodynamic finding had to accompany it with a mechanical development that is, in the end, what identified the project: una turbina de gas y tres cámaras de combustión que generaban 22 mil rpm.

Fiat Turbine


Fiat Turbine

El sistema de transmission, de marcha única, contaba con un desmultiplicador o reductor que bajaba esa frecuencia a un número maniable: 4.000 rpm. At the end of the process, the motor generated the equivalent of 300 CV and the vehicle reached 250 km/h.

Al Fiat Turbina, de 4.3 meters de largo y una ton de peso, lo “diseñaron y construeron para la experimentación y el estudio”, recognized desde la compañía por aquellos años.

Fue un ensayo único que de antemano afrontaba dificultados insalvables: el tamaño del motor, el calor y el ruido que generaba la turbina, además de los requirements de combustible, un asunto que se tornaría problemático por la carestía que se desató tiempo más tarde.

En el Museo del Automóvil de su Túrín natal, los visitors lo ven hoy tal como lo anunciaban en 1954: un coche “emotionallymente atractivo”, de alto rendido y líneas fluidas, que invitaba a andar en la tierra como en cielo.

He died too

.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *